Hoy 13 de Agosto se cumplen 500 años de la Conquista en México , Hernán Cortés desde 1521 ordenó traer cañamo a México para cultivo

La primera mención de la que se tiene noticia sobre el uso terapéutico del cannabis aparece en Shen Nung Ben Ts’ao, una farmacopea clásica de la medicina china; cuenta la leyenda que fue redactada por el mítico fundador de la medicina china, el emperador Sheng Nung, en el año 2.737 a.c.. Todavía se conserva una copia del siglo 1 d.c.

“En América, los pobladores también conocían diversas drogas desde hace mucho tiempo. Los aztecas sabían que la marihuana podría crear un estado de euforia y bienestar psíquico y la usaban en algunas ceremonias religiosas.”

Pero no fue hasta 1492 que conocieron la Marihuana, antes de eso tenían otro tipo de plantas

1492: Los primeros productos cannábicos llegaron con las carabelas de Cristóbal Colón

1521-1523: Hernán Cortés pide que traigan cáñamo a la Nueva España.

Para los aztecas, los hongos o plantas alucinógenos eran un alimento sagrado al que identificaban como carne o alimento de los dioses, mismos que les provocaban alucinaciones y visiones de las deidades que veneraban.

En nahuatl los llamaban teonanacatl, cuya etimología proviene de las voces teotl, “Dios”, y nanacatl, de nacatl, “alimento

Las culturas mesoamericanas usaban el peyote o hikuri, los hongos o teonanácatl y el ololiuhqui o semillas de la virgen. Los Incas la ayahuasca.

Las culturas prehispánicas y sus derivaciones contemporáneas conocen desde tiempos ancestrales todas estas plantas, así como sus usos y propiedades tanto curativas, alucinógenas y adivinatorias. Las plantas han sido desde siempre una parte fundamental de sus culturas y formas de organización, así como eje central en sus rituales pues tienen un conocimiento muy profundo de tales plantas que les ha permitido conocer cómo usarlas, donde usarlas y con qué fines usarlas, pero sobre todo quién o quienes estaban capacitados para usarlas, generalmente el uso de enteógenos era y es restrictivo y solo los sacerdotes y chamanes precolombinos, así como los brujos modernos están autorizados a emprender estos viajes como caminos de la conciencia hacia zonas de la mente que de otra manera solo se lograrían mediante prácticas que se llevan toda una vida, pues su conocimiento de las plantas era y es lo suficientemente profundo para que no existiera un riesgo en su uso.

Los chamanes mayas utilizaron una amplia parafernalia vegetal y sustancias enteogénicas para curar enfermedades de tipo psicosomático. Su farmacopea incluía, además de hongos alucinógenos, la flor de loto blanca o lirio de agua y tabaco.
Según la antigua cosmogonía maya, la ingestión de hongos permite al chaman el accesos al mundo de chac para controlar la lluvia desde allá. Al parecer la religión maya fue compleja y estratificada y tuvo distintos sacerdotes con diferentes tareas a cargo. Los encargados de las interacciones chamánticas fueron los ah men o chilam. El sacerdote usaba éxtasis y las prácticas adivinatorias como forma predilecta para comunicarse con las fuerzas vitales de la naturaleza, y para convertirse en la personificación del maíz o la lluvia.

Deja una respuesta